Prensa

Prensa  | 04.07.2017

Generadores ECO-LINE de EMAG eldec:Solución de inducción de gran calidad para todas las secuencias de producción

"Integración" es una de las palabras más utilizadas en el desarrollo de soluciones modernas de producción. Diversas aplicaciones y procesos se ejecutan en rápida sucesión dentro de la máquina o del sistema de producción. En este sentido, es evidente que el calentamiento inductivo se emplea en cada vez más campos de aplicación: esta tecnología permite incorporar de forma sencilla y automática a una secuencia de producción muchos procedimientos importantes como el templado, el ensamblaje, la soldadura o el precalentamiento (en procesos de soldadura). Los expertos de eldec, la filial de EMAG con sede en Dornstetten, junto a Freudenstadt (Alemania), conocen muy bien estas aplicaciones: desde hace más de 30 años, la empresa desarrolla robustos generadores de alta calidad como fuentes de energía para el calentamiento inductivo. Entre ellos, la serie de generadores ECO LINE desempeña un papel especial. Esta tecnología puede configurarse con flexibilidad, no requiere prácticamente mantenimiento alguno y dispone de una prolongada vida útil. Esto hace que la integración del calentamiento inductivo sea particularmente sencilla. Además, la fiabilidad del proceso se incrementa notablemente en cualquier entorno de producción.

Desde hace ya años, el nivel de automatización en la producción industrial no ha dejado de aumentar. Cada vez más subprocesos se integran y se adaptan a los requisitos del componente. Precisamente en este contexto cobra también importancia el calentamiento inductivo. Este se aplica en todas aquellas aplicaciones en las que los materiales o los componentes se deben calentar hasta una temperatura definida para, una vez alcanzado este estado, por ejemplo, ensamblarlos o someterlos a soldadura blanda o dura. El procedimiento es preciso y reproducible. En conjunto, los campos de aplicación son muy variados y se extienden desde la industria automovilística y la ingeniería mecánica hasta el sector energético.

Amplio espectro de potencias

En este contexto, los generadores empleados como fuente de energía para el proceso de inducción adquieren una especial relevancia, como confirma Jens Giering, director del departamento de ventas técnicas de generadores de EMAG eldec: "Estamos hablando aquí de procesos de producción y aplicaciones inductivas muy diversas, que lógicamente requieren una solución de generadores específica para cada cliente. Al mismo tiempo, todos los generadores deben satisfacer las máximas exigencias de calidad. Para hacer frente a este escenario hemos desarrollado la serie ECO LINE. La tecnología puede adaptarse perfectamente a cualquier entorno y su instalación requiere un espacio muy reducido". En general, los especialistas ofrecen generadores de media y alta frecuencia. Estos disponen, en la serie ECO LINE, de una potencia continua de entre 5 y 150 kW (versión de media frecuencia) o entre 5 y 75 kW (versión de alta frecuencia). "Para cada proceso de calentamiento inductivo se dispone de un nivel de potencia a la medida exacta", explica Giering.

Por otra parte, los generadores ECO-LINE poseen una electrónica de potencia y una técnica de control muy avanzadas, así como multitud de posibilidades de conexión. Esto facilita su integración en máquinas o en procesos, a la vez que permite su interconexión mediante una unidad de control integral. Además, eldec suministra cada nivel de potencia con dos o más salidas, según se desee. Esto es importante, por ejemplo, en caso de que para el calentamiento se requieran dos inductores, debido a geometrías diversas de componentes. Tanto si se considera el espacio de instalación como el tipo de conexión interna o la forma de control, el uso de un solo generador representa, lógicamente, una enorme ventaja. La secuenciación de ciclos de los inductores puede configurarse de forma flexible. La variante de salida "2A", por ejemplo, permite calentar consecutivamente, la variante "x2", de forma simultánea y mutuamente independiente, mientras que la variante ":2" lo hace de manera simétrica. Esta amplia gama de niveles de potencia, salidas y posibilidades de control hace posible una fácil selección de una fuente de energía que se adapte perfectamente a cada proceso de calentamiento inductivo. En última instancia, son los usuarios los que se benefician de una tecnología robusta, con un grado de eficiencia superior al 90 por ciento y que dosifica la energía al porcentaje exacto. 

Mantenimiento innecesario

No hay que olvidar que EMAG eldec asesora a sus clientes ya en la fase inicial del proyecto, indicándoles la mejor solución de inducción. A continuación se fabrican los generadores utilizando sofisticados procesos de manufacturación y se someten posteriormente a un exhaustivo examen antes de su entrega al cliente. El circuito de resonancia, así como una gran parte de los componentes, también son fabricados por los propios expertos de eldec. Solo así es posible satisfacer las exigencias autoimpuestas en lo que a densidad de potencia y fiabilidad se refiere. "Al fin y al cabo, aquí estamos hablando de generadores que prácticamente no precisan mantenimiento y que realizan su trabajo muchos años pasando totalmente desapercibidos", comenta Giering. "Así, nuestra tecnología de inducción es sinónimo de una alta fiabilidad en el proceso de fabricación. Calidad, eficiencia y flexibilidad: estos son los criterios decisivos de nuestra tecnología de inducción que nos dan ventaja en el mercado".